La ética del periodista argentino

En tiempos difíciles para el periodismo argentino, ya que la mayoría de sus representantes está atada a lo que indica el patrón o los anunciantes, comenzaremos hoy a acercarles códigos de ética periodística.

Que los argentinos sepan cómo se maneja esta profesión en el resto del mundo. Para que vean que está prohibido recibir regalos y mezclar periodismo con la opinión o la publicidad.

En fin, para que tengan una idea del bajo nivel de ética y los altos índices de corrupción que ha alcanzado esta bendita profesión en Argentina.

A continuación, les ofrecemos extractos de una colaboración del periodista español Quim Gil, para la página catalana Sala de Prensa.

Gil es un periodista español y consultor en el curso de posgrado de Periodismo Digital en la Universitat Oberta de Catalunya .

Etica y deontología periodística en la Sociedad

de la Información

En la Sociedad Industrial los Medios de Comunicación ocupaban una posición intermedia entre los poderes públicos y las sociedades democráticas. El “cuarto poder” se definía como una herramienta de control al servicio de la ciudadanía, que obtenía una información transparente e imparcial a través de los medios y se integraba a través de la opinión pública. Los medios de comunicación eran, pues, el elemento imprescindible para poder fundamentar el corolario de la libertad y el control sobre los abusos de poder en las democracias liberales.

No entraremos a analizar la aplicación concreta de estas formulaciones. Baste decir que bajo esta inspiración los medios de comunicación fueron siempre reacios a la creación de códigos jurídicos que pudieran menoscabar su libertad e independencia frente al Estado, fomentando conceptos alternativos como los códigos deontológicos -o códigos éticos- y la autorregulación. Estos códigos recaen en la conciencia del periodista profesional y esta autorregulación recae sobre la conciencia y la ética de las empresas dedicadas a la información.

En las sociedades democráticas actuales el periodista no es un profesional sin más. Su actividad informativa tiene una trascendencia social reconocida y explicitada en el reconocimiento de derechos como la cláusula de conciencia y el secreto profesional. El respeto a estos derechos de los periodistas, la independencia de los medios y la pluralidad informativa constituyen uno de los pilares fundamentales del Estado de Derecho.

Los códigos deontológicos que deben respetar todos los periodistas inciden en los siguientes aspectos:

Mariano Moreno y su “Gazeta de Buenos Ayres”

1 – Aceptación explícita del código deontológico
El periodista debe asumir el código, debe cumplirlo, no puede mantenerse impasible ante infracciones y puede aplicar la cláusula de conciencia cuando sea incitado u obligado a desviarse de él. Este punto requiere un compromiso ético muy alto. Por ello mismo es el principio más vulnerado por la propia profesión periodística. Pero posiblemente en un futuro este sea justo el punto que diferencie periodistas de otros profesionales de la comunicación. Podemos imaginar incluso un compromiso que vaya más allá de la ética y penetre en ámbitos jurídicos, ya sea frente a la justicia pública o frente a las normas de una asociación profesional de periodistas.

2. El periodista debe explicar la verdad.
La mayoría de códigos éticos asumen que la verdad, la objetividad y la imparcialidad no existen de forma absoluta. No obstante, sí que existen procedimientos que permiten aproximarnos a informaciones veraces, o cuando menos a alejarnos de informaciones deformadoras o falsas. Es recomendable trabajar recogiendo testimonios de diversas fuentes, contrastando informaciones, documentando la información, rectificando cuando se pone de manifiesto un error y otorgando derecho de réplica a los sujetos de la información. La especialización también ayuda, aunque no es garantía de por si.

3. El periodista debe respetar a las fuentes y a los sujetos de la información.
En la mayoría de legislaciones el derecho de información queda limitado por otros derechos fundamentales de los ciudadanos: derecho del honor, de la intimidad, de la propia imagen, de la presunción de inocencia, así como derechos especiales hacia la infancia y la juventud.

Los periodistas no están exentos de estas limitaciones, aunque su libertad de información se ve ampliada respecto el resto de la ciudadanía en determinados casos, cuando una información es de “interés público” y/o cuando su protagonista es una “persona pública”. Ni que decir tiene que este matiz, difícilmente cuantificable, ha generado múltiples conflictos entre supuestas personas públicas, periodistas y juristas.

Otras consecuencias del trato especial a la relación entre periodistas y fuentes son el derecho al secreto profesional, el respeto al “off the record” y al silencio de las fuentes.

4. El periodista no debe mezclar información y opinión.
La legislación deja claro que la libertad de expresión y la libertad de información no deben confundirse. Los libros de estilo de todo medio también marcan una clara distinción entre información y opinión. En la práctica, esta división no está tan clara, lo que ha generado y genera un gran debate en facultades de periodismo y redacciones.

Este principio adquiere una gran relevancia desde el punto de vista clásico de los medios de comunicación. Los periodistas representan “el cauce de información” hacia la ciudadanía. Si mezclan información objetiva con información subjetiva están condicionando la veracidad de la información y, por tanto, están limitando la libertad de los ciudadanos.

5. El periodista no debe mezclar información y publicidad.
Las Ciencias de la Comunicación consideran información y publicidad como elementos diferentes, los profesionales de los medios de comunicación tradicionales los perciben casi como antagónicos, las caras opuestas de una misma moneda. Concretamente, de la moneda que hace rentable el negocio de la comunicación de masas. La frontera entre información y publicidad también se viene discutiendo enardecidamente desde hace décadas.

6. Los periodistas deben respetar los derechos de autor.
La profesión periodística censura el plagio y el hecho de que la comunicación digital lo simplifique no provoca que sea menos censurable. Lo que sucede es que si en los medios analógicos la tendencia se encaminaba hacia no copiar (o plagiar y atenerse a las posibles consecuencias), en los medios digitales la reproducción es extremadamente sencilla, por lo que la tendencia se dirige hacia el enlace o hacia la copia textual citando la autoría original.

7. Los periodistas no deben obtener provecho económico de sus informaciones
Al margen de su sueldo, se entiende. No está permitido recibir regalos, favores, compensaciones económicas, etc, que puedan influir en el trabajo del periodista. Tampoco puede hacer un uso empresarial de las informaciones que obtiene en su condición de periodista.

8. Los periodistas deben combatir los monopolios informativos y las concentraciones.
Gran proclama a favor de la libertad, riqueza y variedad informativa. Pero si en los medios tradicionales queda poco claro cómo puede combatir el periodista estos procesos, en el medio digital, contemporáneo a una época de grandes concentraciones, la frase queda aún más en entredicho. No por su formulación sino por su aplicación real. Una acción en pro de la diversidad informativa que sí que está de la mano del periodista es la eliminación del propio monopolio informativo mantenido por la profesión periodística. Contribuyendo a la riqueza informativa de las fuentes, a la credibilidad de fuentes no periodísticas y al acceso a la Red de fuentes que por sí solas no pueden hacer llegar sus informaciones al medio digital. El código ético de la Sociedad de Periodistas Profesionales de Estados Unidos recoge este espíritu con la frase “Dale voz a los que no tienen voz” (Give voice to voiceless).

Anuncios

~ por Lord Wigan en octubre 23, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: