El New York Times dice que Alan Greenspan es el culpable de la crisis

¿Cómo, este no era el viejito que más sabía de economía en el mundo? ¿No era que nos decía a todos lo que debíamos hacer? ¿No era el mismo que anunciaba “tal día voy a decir qué hago con las tasas”? ¿Y que ese día, todos los boludos a cuerda que escriben de economía y finanzas en los diarios sostenían a coro: “Genial maniobra de Greenspan que subió las tasas 3/4 de punto y encantó a los mercados”?

Bueno, acá tienen al gran diario neoyorquino dándole para que tenga.

The New York Times ha encontrado al gran culpable de la

crisis:¡Greenspan!

El diario político más influyente de EEUU afirma que el ex presidente de la Reserva Federal permitió el uso de instrumentos financieros demasiado arriesgados

Alan Greenspan, ex presidente de la Reserva Federal de EEUU

Alan Greenspan fue presidente de la Reserva Federal desde 1987 hasta 2006. Cuando se jubiló, los periódicos de todo el mundo lo alabaron por la forma en que condujo la política monetaria de la economía más poderosa del planeta. Bob Woodward, el prestigioso periodista de “The Washington Post” llegó a escribir una hermosa biografía titulada “Maestro”, y nadie dudaba de que Greenspan había logrado mantener la economía americana a velocidad de crucero a pesar de la crisis de las punto.com en 2001 y a pesar de los ataques a las Torres Gemelas ese mismo año.

Pero de repente se ha convertido en el malo de la película. “Según muchos economistas, si Greenspan hubiera actuado de otra forma durante su etapa en la Reserva Federal, la crisis actual podría haber sido evitada o incluso cambiada”, dice “The New York Times” (http://www.nytimes.com)

Durante muchos años, Greenspan permitió que se hicieran experimentos con la economía americana que dejaron que las fuerzas del mercado actuaran a su aire, dice el artículo. “Ahora el país está sufriendo las consecuencias”.

El varapalo de “The New York Times” a Greenspan proviene de su falta de celo para controlar un producto financiero llamado “derivado”. Se trata de una fórmula de inversión que en teoría limita el riesgo de los inversores, pero que en realidad es una bomba de relojería porque esos productos empaquetaron y vendieron las hipotecas de alto riesgo, las hipotecas basura o subprime.

Estos productos movían 106 billones de dólares (con b española) en 2002 y ahora llegaban a 531 billones, según The New York Times. Greenspan se opuso a que ninguna autoridad financiera los regulara y hasta en 2003 dijo al Congreso de EEUU: “Los derivados han sido un vehículo extraordinariamente útil para transferir el riesgo de aquellos que no deberían arriesgarse a aquellos que son capaces de arriesgarse”.

El diario dice que el legado de Greenspan no era tan bonito como creíamos todos, sino que su falta de vigilancia permitió “el espectacular auge y la calamitosa explosión del comercio en derivados”.

Greenspan se negó a ser entrevistado para este demoledor arrtículo de “The New York Times” titulado “Una mirada dura al legado de Greenspan”, su portavoz dijo al periódico que si querían saber algo, que lo consultaran en el libro de Greenspan “La Edad de la Turbulencia”.

Tras analizar las dos décadas de Greenspan y su particular visión de los derivados, “The New York Times” afirma que el país quedó expuesto a esa fe en estos arriesgados productos financieros porque para Greenspan, “el riesgo forma parte de la vida”. Un riesgo que ha conducido al país a su derrumbe financiero.

Anuncios

~ por Lord Wigan en octubre 10, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: