La europeidad de los porteños

Nuestra columnista maja esta vez nos sorprende con una graciosa caricatura del porteño tilingo, más europeo que los europeos.

Buenos Aires, capital europea mundial

Por Cristina Costa

Cuando uno dice que viene de España, o de Europa en general, el porteño rápidamente se pone la camiseta rayada de gondolero y se ajusta el béret montmartriano. ¿Y cómo le trata Buenos Aires? Seguro que se siente como en casa, Buenos Aires es una ciudad muy europea, ¿no? Y es que, como todo el mundo sabe, los argentinos son más europeístas que Europa. ¡No lo vayan a comparar con un chileno o con un paraguayo! No, eso jamás.

Y no les falta razón. Buenos Aires tiene metro, universidades, calles asfaltadas, coches y semáforos, dos aeropuertos, buenos restaurantes, unos cafés viejos de un esplendor de otro tiempo, museos de arte moderno, viviendas de ladrillo y rascacielos de vidrio, supermercados con servicio a domicilio, El País y Le Monde diplomatique, spas, tiendas de lujo…

Paisaje parisino en Barrio Norte

Sin embargo, me sorprende la insólita humildad del porteño en este punto. Porque, en realidad, cualquiera del viejo continente que se dé una vuelta por esta ciudad se dará cuenta en seguida de que Baires es una ciudad mucho más que europea, es una ciudad supra-europea.

En serio, el soho de Palermo es mil veces más cool que el soho de Londres, la agonizante movida madrileña es más bien no-vida comparada con la agitación nocturna aquí; gracias a la cochambrosa aunque eficiente red de autobuses urbanos hay más contaminación que en Atenas; hay más marihuana que en Ámsterdam, más tristeza industrial que en la cuenca minera de mi Asturiaspatriaquerida, un sistema de recogida de basura más efectivo que en cualquier parte del mundo (los cartoneros), farsas políticas mucho más grotescas que la de Blair y Aznar antes de la invasión de Iraq, una producción de pizzas descomunalmente mayor a la de Italia, más mercado negro que en Rumania, más huelgas, manifestaciones y protestas que en toda Francia, más tensión financiera que en la City, más exnazis que en Alemania…

Podría seguir pero no querría causar ningún tipo de complejo en los lectores europeos. Aunque, sin que me oigan los de aquí, también diré que hay algunas cosas muy difíciles de encontrar, a saber, gel de baño y fregonas.

Anuncios

~ por Lord Wigan en septiembre 24, 2008.

2 comentarios to “La europeidad de los porteños”

  1. Puede ser, pero la agitación nocturna no la encontré nunca… seré yo.

  2. Es que noes agitación, es asma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: