La Chicana los despide hasta mañana

A principios de los 90 cantabas y bailabas bastante bien el flamenco. Los muchachos se pechaban en la puerta del tablado para verte en primera fila. Eras un incendio.

Un día, te invité a tomar un vino a “Lo de Roberto”. Bodegón es mucho. Un  lugar chiquitito, casi sin ventilación, donde las empanadas fritas se hacían en el mismo baño y donde el tipo que te atendía te decía: “mejor, vaya a comer a otro lado. Acá venga a tomar, nomás”.

Tomamos tres Toros Viejos con hielo y soda y escuchamos como 50 tangos, la mayoría de ellos mal cantados. Pero esa noche te deslumbró y te convirtió en una cantora irresistible.

Salud, Dolores!

La Chicana en “La bestia potenciada”

Anuncios

~ por Lord Wigan en septiembre 23, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: