Gabriela Michetti comienza a hacer agua

En esta columna de opinión, publicada el 8 de setiembre pasado en el diario Crítica, la ex periodista y actual legisladora kirchnerista Gabriela Cerruti aporta datos acerca de la gestión de la vicejefa de Gobierno porteña, Gabriela Michetti.

¿Gabriela es o se hace?

 

Vicealcaldesa porteña, Gabriela Michetti (Foto: Revista Caras)

Gabriela dice que Mauricio está dando una dura batalla contra las malas prácticas del Estado. Pero cuando se le recuerda que uno de los principales contratistas del estado, Nicolás Caputo, es su mano derecha, fue nombrado asesor y que aunque debió dar de baja el nombramiento porque se conoció el tema públicamente sigue trabajando como jefe de gabinete en las sombras, Gabriela dice que ella en esos temas no se mete porque Nicky es un afecto de Mauricio y, además, ella arregló que “en temas de plata no se mete”.

Gabriela dice que Mauricio combate la corrupción. Pero cuando alguien le explica que el ministro Guillermo Montenegro (a quien ella puso en el gabinete) firmó una contratación directa para implementar el sistema de fotomultas por tres millones de pesos mensuales para dos empresas ligadas a la familia Macri, en un tema que puede terminar en un escándalo que debe investigar la Justicia, Gabriela hace mohínes y dice: “Todos me dicen lo mismo. ¿Por qué estará tan emperrado Mauricio con el tema de las fotomultas? No entiendo…”

Gabriela dice que es discípula de Carlos Auyero, pero no tiene ningún empacho en defender el recorte indiscriminado de becas que hizo el ministro Mariano Narodowski, también puesto por ella en el gabinete, y que, por ejemplo, dejó sin becas a la mitad de los jóvenes de la escuela Carlos Mugica de la Villa 31 y 31 bis, y propició que abandonaran el ciclo escolar cientos de jóvenes de los barrios pobres de Lugano y el sur de la ciudad. Tampoco parece preocuparle que el programa de prevención de adicciones creado para combatir el flagelo del paco en la ciudad tenga a esta altura del año una ejecución presupuestaria del cero por ciento. O que se haya cerrado el único centro que tenía la ciudad para alojar a niños y niñas en situación de calle.

Gabriela dice que ahora por fin la ciudad va a estar más limpia, que hay algunos problemitas con la licitación pero que se van a subsanar. ¿Sabrá que los problemitas son que la nueva licitación viola la ley de Basura Cero? ¿Que es una copia de la licitación de Nicolás Gallo que terminó en denuncias judiciales por el negociado de la basura? ¿Que fue redactada por un ex director de Manliba para volver al sistema de tonelaje que se usaba cuando Mauricio era gerente de Manliba?

A veces escuchar a Gabriela Michetti trae cierto déjà vu. Es como escuchar al Gustavo Beliz que justificaba el Swifgate, el Narcogate, las privatizaciones… hasta que comenzó la decadencia de Carlos Menem y Gustavo Beliz descubrió de un día para el otro que había entrado “con zapatitos blancos a un lodazal” y que el menemismo era “un nido de víboras”. Claro que el macrismo recién comienza, y tal vez a Gabriela le falte todavía un largo camino por recorrer hasta llegar a ese momento.

Anuncios

~ por Lord Wigan en septiembre 18, 2008.

2 comentarios to “Gabriela Michetti comienza a hacer agua”

  1. Che, no le corten las piernas a Gabi!

  2. Si no fuera porque uno conoce a la autora de la opinión, hasta podría estar de acuerdo. Ni Michetti ni Macri ni Cerrutti ni nadie que actúe en política en ciertos niveles tiene los zapatitos blancos, por más que quieran vender esa imagen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: