La Cacerola

Hay algunos, muchos a mi gusto, que salen con sus ollas de teflón a defender el dinero de los más fuertes. En cambio, hay otros que, despedidos de sus trabajos, agarraron La Cacerola para hacer una empresa autogestionada que hoy es un verdadero orgullo.

El siguiente informe fue realizado por Patricio Suárez y Alejandro Quintela, de Trabajo y Autogestión.

Esta cacerola no es de teflón

Vecinos y trabajadores desocupados, miembros en una asamblea barrial de Almagro, no esperaron a que se fueran todos y desde 2002 autogestionan una panadería. Antes de empezar, sabían que no iban a amasar fortuna. Sólo tenían unas máquinas obsoletas y un galpón totalmente abandonado. Con el tiempo, sus integrantes se triplicaron y se ganaron un lugar en la comunidad. Elaboran 2.400 viandas para escuelas públicas porteñas y también venden su mercadería en la facultad de Filosofía. Así se fue cocinando en La Cacerola una experiencia de solidaridad surgida al calor de la crisis.

Leer nota completa

Comedor de La Cacerola, al lado de Ciencias Sociales de la UBA

Anuncios

~ por Lord Wigan en septiembre 10, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: