El periodismo vernáculo, brazo armado de la oligarquía

No caben dudas (remember “Nos mean y la prensa dice que llueve”) que desde hace años, muchos ya, los medios de comunicación desempeñan el papel que cumplieron los militares hasta 1983.

De hecho, cuando hablamos de la Ley de Radiodifusión vigente como “la ley de la dictadura”, muchos se cagan de risa, y tienen razón.

Y te dicen: “Ley de la dictadura, las pelotas, si la democracia ya lleva 25 años en la Argentina”.

Por esta razón, es que más abajo vamos a tirar información sobre el grupo español PRISA, un pulpo monopólico que posee buena parte de los medios en Latinoamérica y cuyo fundador, un tal Jesús de Polanco, fue un reconocido militante franquista.

Este grupo es el dueño del diario El País, una presunta tribuna democrática y progresista. El mismo diario que no tuvo empacho ni vergüenza en publicar al día siguiente de la masacre de Atocha, que los atentados con bomba en las vías de Madrid habían sido responsabilidad de ETA y no de militantes islámicos, como finalmente se comprobó.

¿Cuál fue la fuente que utilizó el director del diario para semejante afirmación? Aunque parezca increíble, el título de ese día se hizo en base al único testimonio del entonces presidente de España, José María Aznar.

Para este grupo monopólico, que utiliza una sola fuente para titular semejante magnicidio y que se considera un  verdadero adalid de la libertad de prensa es que lucha el “insobornable” Víctor Hugo Morales. 

A cuento viene entonces recordar un tramo del multipremiado documental “Allende”, de Patricio Guzmán, en el que un viejo militante de la Unión Popular dice: “Como todos los medios de comunicación de Chile los manejaba la derecha, a nosotros no nos quedaba otra que poner la verdad en los murales y paredes, porque no teníamos voz”.

¿No quedará otra?

Facsímil de la tapa de El País posterior al 11-M

Es por eso, que invitamos a la lectura del siguiente material, con fuentes de la Agencia Nac&Pop y Agencia Latinoamericana de Información (Alai).

LAS ANDANZAS DEL GRUPO PRISA EN AMÉRICA LATINA

El Plan Cóndor Mediático

Por Enrique Ruiz y Mario Sadras

Hasta no hace muchos años, las oligarquías latinoamericanas, con la complicidad o el mandato del Norte y entonces se aliaban con las fuerzas militares locales para proceder a derrocar gobiernos democráticos.

Una ecuación sencilla con la cual se aplastaban los nacionalismos y se ponía en caja a los países que no se avinieran a las pautas según los distintos momentos históricos señaladas por los países centrales avenían a las reglas del liberalismo.

Patentes medicinales, nacionalización de recursos naturales, amagos de reforma agraria, intentos de industrialización, etc., etc., etc.

Todo servía de excusa para golpear la puerta de los cuarteles y decirle al señor de verde que atendiera: “Cumplan con su deber. Detengan el avance marxista. Terminen con estos díscolos que están amenazando a la Nación”.

Y los tipos sacaban los tanques a la calle y, bien lo sabemos, si había que aplastar a algunos miles, no se les revolvían las tripas.

Pero las cosas cambiaron y llegó la globalización.

Salir a desaparecer gente, se les tornó obsoleto y hasta molesto.

Terminaron por convencerse de que los muchachos de verde les traían más problemas que soluciones y se pusieron a buscar otra herramienta de control.

No tardaron en encontrarla.

Las familias tradicionales, por lo general numerosas, siempre tenían un hijo al que facilitar el ingreso al Colegio Militar y otro, que no pintaba como muy apto para los deportes, al que iniciar en la carrera religiosa como monaguillo.

Pero hace un par de décadas, la primera de estas vocaciones perdió sentido.

Tener un hijo periodista, pasó a ser más conveniente que tenerlo militar.

Comprendieron que en la lucha por el poder, los nuevos generales no se iban a sentar en la torreta de un tanque; lo iban a hacer frente a una computadora o detrás de un micrófono.

Los antiguos generales devenían así en formadores de opinión y con la opinión, a ellos también se les podía exigir: “Cumplan con su deber.

Detengan el avance marxista. Terminen con estos díscolos que están amenazando a la Nación”.

Este cambio de “paradigmas” acarreó también variaciones en los flujos de capital.

La globalización de la comunicación atrajo inversores que tal vez antes preferían volcar sus ahorros a la industria armamentista y así, en una nación europea floreciente como España, nació el Grupo Prisa.

Surgido del tronco mismo del franquismo, un visionario como Jesús de Polanco, fallecido en 2007, ideó e implementó esto que se ha convertido en una suerte de “Pentágono de la información”.

Desde su base del diario El País, este hombre fue construyendo su legado, una especie de TEG (Táctica y Estrategia de la Guerra) en el que su coalición, en vez de atacar Kamchatska, eligió Latinoamérica.

Y aquí se acabó el juego imaginativo.

Prisa, a través de Unión Radio, opera la mayor red de emisoras radiales en los mercados de lengua española. Unión Radio cuenta con 28 millones de oyentes repartidos por España, Estados Unidos, México, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina, Bolivia, Venezuela y Chile.

En Colombia el Grupo Latino de Radio, de Prisa, controla Caracol Radio, WRadio ( ex Caracol Etéreo), Bésame radio, Radioactiva, Tropicana estéreo, La Vallenata y Colorín Colorradio.

En México, son dueños a partes iguales con Televisa, de Radiópolis. En la actualidad manejan 71 estaciones que cubren el 90% del territorio mexicano y emiten las programaciones de las cinco marcas de GLR en el país: W Radio, 40 Principales, Bésame Radio Ke Buena y Estadio W.

En Chile, por medio de W Radio, tiene 32 emisoras; por Bésame: 12 emisoras; por 40 Principales: 20 emisoras y por Radio Activa: 26 emisoras.

En Costa Rica, el Grupo Latino de Radio (Prisa) cuenta con cuatro estaciones dedicadas a los formatos 40 Principales y Bésame y en el año 2006 ha puesto en marcha La Nueva 907FM.

En Panamá, las 12 estaciones de GLR emiten los formatos W Radio y 40 Principales.

En los Estados Unidos Caracol USA es la emisora líder en el área de Miami y emite los formatos de W Radio. W Radio 690 AM que transmite en español en el área de Los Ángeles y sur de California.

En Portugal Prisa es el accionista de referencia del grupo Media Capital, que cuenta con el 27% de la cuota publicitaria del mercado de radio en ese país, con sus señales Radio Comercial, Cidade FM y Best Rock FM.

El Grupo Prisa es accionista mayoritario de los diarios bolivianos.

(Agencia Nac&Pop) 

¿Qué es el grupo PRISA? ¿De dónde sale?

Lo que comenzó en 1958 con la Editorial Santillana tuvo entre enero y junio de 2008 ingresos de explotación por más de 2.000 millones de euros. PRISA edita el diario madrileño El País, los periódicos españoles Cinco Días (económico) y As (deportivo) junto a otros veinte diarios locales, la Cadena Ser, 40 Principales y, a través de Unión Radio, la mayor red de emisoras de lengua española en Estados Unidos, México, Colombia, Costa Rica, Panamá, Argentina y Chile.

PRISA controla más de 1.000 emisoras, entre propias y asociadas. En Argentina compró AM Radio Continental (se dice que por 12 millones de dólares), una de las más potentes de Buenos Aires, transmitiendo para una cadena de innumerables radios de todo el país, muchas de ellas sin licencias.

PRISA también tiene un inmenso control sobre el mercado de los libros en América Latina, a través de Alfaguara, Aguilar, Taurus y otras editoriales, además de Santillana que produce casi todos los textos escolares que utilizan los alumnos latinoamericanos (1).

Otros medios de importancia que pertenecen al grupo PRISA son: La Razón, el principal diario de Bolivia, El Nuevo Día, el segundo diario de Santa Cruz de la Sierra y Extra. La red nacional de televisión ATB y en un portal de Internet. La red de Radio Caracol de Colombia, además opera a través del Grupo Latino de Radiodifusión, en Bolivia, Panamá, Costa Rica, Estados Unidos y Francia y México.

Los planes radiofónicos de PRISA involucran una expansión o en toda América Latina… y en el mundo hispano de EEUU, a través de una nueva empresa llamada Unión Radio. Además controla el 50% de la compañía Mexicana Televisa.

Este monstruo de las telecomunicaciones se plantea dominar el mundo radial de habla hispana. Cabe preguntarse entonces quien es realmente el que está detrás de este Grupo.

En Argentina, con la operación de compra de Continental y FM HIT, PRISA se realiza con una gambeta: quien compra es la sociedad de la española CARSA (un 30%) con GLR Services Inc (70%) con sede en Delaware, Estados Unidos. Asi aprovecharon el Tratado de Reciprocidad de Inversiones con EE.UU. de la época de Carlos Menem por el cual el capital norteamericano tiene el mismo tratamiento que el local. El grupo tiene 16 licencias en el país y es retransmitida ilegalmente por muchas emisoras en todo el territorio nacional.

¿Y ahora que pretende PRISA?

El grupo PRISA compró una de las radios más potentes de Argentina, AM 590 y a partir de esa emisora monta una cadena de repetidoras en todo el país. Tiene también FM Hit (Las 40 Principales) en Buenos Aires y otras 16 licencias en las principales ciudades del país.

En marzo de este año presentó ante el COMFER [Comité Federal de Radiodifusión] un pedido de autorización para retransmitir los contenidos de AM 590 en FM Nostalgie, en la frecuencia 104.3. Ese pedido lo formuló cuando en realidad ya estaba transmitiendo en cadena y había firmado un acuerdo para pagar 30% de la publicidad por distribuir su programación por esa frecuencia.

Cómo si esto fuera poco, la frecuencia 104,3 Mhz había sido asignada a una sociedad constituida por el grupo Cuatro Cabezas (Pergolini) como resultado de un concurso en que también se presentó PRISA. Los ganadores del concurso en su oferta se comprometían a emitir una programación cultural. Sin embargo hacen un convenio delegando la explotación.

Cabe agregar que Continental tiene también una licencia en FM, en 105.5 Mhz y no se ha propuesto usarla para los fines que dicen ser tan importantes para el grupo. Lo que hacen es colgarle la programación de Continental a otra FM (104.3) para optimizar la venta de publicidad.

¿Persecución o atentado a libertad de prensa?

El COMFER tramitó el pedido realizado por FM Nostalgie y Continental. El resultado fue negar el permiso solicitado, por evidente violación de la ley vigente, que prohíbe la transferencia sin previa autorización y la tenencia de más de dos emisoras en la misma zona, el cambio de programación y la delegación de explotación. Además, el argumento es que el Estado debe asegurar la pluralidad y que no es aceptable que los mismos contenidos sean difundidos por varias emisoras en una misma zona de cobertura. Sobran razones.

Radio Continental, sus periodistas estrellas y atrás de ellos los defensores de la libre empresa salieron rápidamente a denunciar censura. No faltó el coro imperial de “Periodistas sin fronteras”.

Según ellos la respuesta del COMFER al pedido de Continental es una venganza por la postura de esa emisora a favor de los patrones del campo en el reciente conflicto por las retenciones móviles a la exportación de granos. Aparecen como victimas cuando en realidad se encontraron con un límite a la impunidad con la que acostumbran a actuar. (…)

(1) Ver: http://www.alfaguara.com.ar/mundo.htm

– Néstor Busso, Director de Radio Encuentro -Viedma, Argentina- y vocero de la Coalición por una Radiodifusión Democrática.

(Alai)

Anuncios

~ por Lord Wigan en septiembre 8, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: