Macri alquilará hospitales públicos a universidades privadas

Siga el corso, sigaaaaaaaa!!! Parece que esto es lo que votaron los porteños para que les administren sus cuentas. O sea, los contribuyentes de la ciudad de Buenos Aires bancan la universidad pública con sus impuestos, pero el administrador de sus dineros le alquila los hospitales a la competencia. Es decir, el bueno de Mauricio mata dos pájaros de un tiro: recauda hasta con la salud y, por otra parte, beneficia a la educación privada (donde no descarto que tenga sus inversiones) en desmedro de la universidad estatal, pública, libre y gratuita.

Ya aumentó 300 por ciento los impuestos, cedió tierras que pertenecen a todos los porteños al Club Atlético Boca Juniors (que agradecerá eternamente ese gesto a todos los hinchas contrarios que habitan la ciudad de Buenos Aires) y ahora alquila los quirófanos a sus socios de la educación privada para que los chicos ricos que tenían tristeza aprendan un poco de medicina.

Esta nota fue publicada hoy.

Autor: Daniel Paz

EL DECANO DE MEDICINA CONTRA UNA DISPOSICION DEL MACRISMO

“Es un intento de recaudar”

En diálogo con Página/12, el decano Alfredo Buzzi critica los convenios con que el gobierno porteño autorizó, a cambio de un arancel, a que alumnos de universidades privadas se formen en hospitales de la ciudad, desplazando a los estudiantes de la UBA.

Por Julián Bruschtein

“Se está utilizando la enseñanza de grado como un factor de recaudación municipal y esto es inadmisible.” El decano de la Facultad de Medicina de la UBA, Alfredo Buzzi, se refirió así a los convenios firmados por el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, y universidades privadas, a través de los cuales los estudiantes de esas instituciones podrán realizar prácticas médicas en los hospitales públicos, a cambio de una cuota y en perjuicio de las vacantes otorgadas a la universidad pública. El amplio rechazo que generó la medida en la facultad volverá a manifestarse mañana, en una asamblea estudiantil (ver aparte).

–¿Qué antecedente establecen estos convenios?

–Sin duda que es una filosofía peligrosa. Peligrosa en el sentido de que se está utilizando la enseñanza como un factor de recaudación municipal y esto es inadmisible. Las universidades privadas pagan al sector público, en este caso a la ciudad autónoma, a cambio de que se les permita el uso de los hospitales para la enseñanza. El municipio de la ciudad tiene excelentes ingresos por los impuestos que cobra, es innecesario también un ingreso por enseñar. En la universidad pública tradicionalmente hemos luchado y seguiremos luchando para que la enseñanza en el pregrado sea gratuita. La idea es que pueda estudiar no el más rico, sino el que más se esfuerza. Esta es la filosofía de la universidad pública reformista, a diferencia de la universidad privada, donde basta con tener dinero para que el estudiante consiga el título.

–¿En qué medida se ven afectadas las vacantes para los alumnos de la UBA?

–La Universidad de Buenos Aires es pública y gratuita y, tradicionalmente, desde sus orígenes, los alumnos hacían su ciclo clínico, sus prácticas, en los hospitales municipales, además del Hospital de Clínicas y los demás hospitales universitarios. Al firmarse estos convenios, quedamos en una situación de disminución de posibilidades materiales para los alumnos por un factor económico.

–¿En los convenios no se especifica la cantidad de plazas otorgadas a las universidades privadas?

–En realidad, el contrato tiene una cláusula en la cual dice que los alumnos de las universidades privadas serán aceptados siempre que no desplacen u ocupen lugares de los alumnos de la UBA. Pero todos sabemos que esto no es así, porque es muy difícil de probar. Los alumnos de las universidades privadas son cantidades menores, pero si se suman las trece o catorce instituciones autorizadas, el número se hace cada vez más abultado.

–¿Qué debería hacer el gobierno de la ciudad?

–Definitivamente, estos convenios tienen que derogarse. Las universidades privadas que tienen carreras de Medicina no deberían ser autorizadas a funcionar si no cuentan con hospitales propios.

–Los estudiantes de la UBA fueron a la Legislatura y el macrismo no los quiso recibir ni tratar el tema y también se movilizaron hasta la casa del gobierno porteña, ¿cómo cree que se va a desenvolver el reclamo?

–Esperamos que prime el buen sentido, los principios democráticos que están rigiendo en el país y los principios de la Reforma de 1918. Aquí tiene que quedar claro que los alumnos de la UBA tienen que poder seguir estudiando y perfeccionándose en los hospitales municipales. Todavía no me he reunido con los legisladores, pero todos pensamos llegar a la mayor cantidad de ámbitos que sean necesarios para que se modifique esta medida. La gratuidad ha sido un móvil para que la gente pudiera ascender en la escala social, para que el hijo del inmigrante pudiera ser abogado o ingeniero, por dar algún ejemplo. Aquí existe un intento de recaudar, pero el monto es muy escaso en comparación con el gesto, que en sí echa un velo indeseable sobre la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y sobre los impulsores de esta medida. El monto que va a lograr la ciudad no justifica un gesto que involucra este mercantilismo; por eso estamos dispuestos a seguir luchando.

Anuncios

~ por Lord Wigan en agosto 26, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: