Empresas sojeras evasoras

Aunque un poco tarde, vale la pena leer esta nota publicada el sábado último en Crítica Digital.

La aduana investiga maniobras de evasión de las grandes cerealeras

Soja en el triángulo de las bermudas

Agustín Alvarez

La Aduana puso la lupa sobre las once principales empresas exportadoras de granos y aceites por triangulación de ventas al exterior y una sospecha de ganancias multimillonarias no declaradas. La dependencia investiga la existencia de diferencias de precio entre lo informado en los despachos por porotos de soja y aceite de girasol a granel, enviados a un país intermediario, y el valor real pagado por el país de destino final. La Aduana encontró que el 88% de los embarques de la oleaginosa en poroto y el 69% del aceite sin envasar salieron de Argentina hacia puertos donde en realidad se los trianguló hacia otro lugar. Las exportaciones sospechadas rozan los 3.400 millones de dólares.

Crítica de la Argentina pudo saber de fuentes oficiales que al tope de las triangulaciones de porotos está Cargill y la siguen Nidera, ADM, Bunge, Noble, Louis Dreyfus y Toepfer.

Las operaciones investigadas por triangulación de aceite a granel son de Cargill, Oleaginosa Moreno, Vicentín, Nidera, Aceitera General Deheza y Molinos Río de la Plata.

Otra dependencia oficial ya tensó la relación con estas compañías: la ONCCA, que les reclama una diferencia de 2.350 millones de dólares por retenciones mal liquidadas.

La Aduana, dirigida por Silvina Tirabassi, encontró que de los 3.490 millones de dólares en porotos de soja exportados el año pasado, 2.984 millones fueron facturados al país de tránsito. El grueso de las ventas de ese producto, 79%, tuvo como comprador final China. Pero la facturación, en casi nueve de cada diez embarques, se hizo a otros países. En esos casos, el 32,55% fue a Uruguay, el 11,58% a Suiza, el 11,01 a Estados Unidos, el 8,44% a Holanda y el resto se repartió entre otros países.

Algo similar encontraron en los despachos a granel de aceite de girasol. De los embarques por 567 millones de dólares que salieron del país en 2007, 372 millones se facturaron a un país intermediario. Los clientes reales fueron Países Bajos (22%), Sudáfrica (16%) e India (10%), entre los principales. En los casos en los que se trianguló la venta, el 59% se facturó a Uruguay y el 35% a Países Bajos.

La Aduana ya solicitó a su par de China y otros países que le informen cuál fue el precio real pagado por esas operaciones. Los investigadores argentinos sospechan que la segunda factura, entre el país de tránsito y el destino final, fue por un monto superior al informado en la Argentina. En ese caso, habría ganancias no declaradas.

“Ya le explicamos varias veces a la AFIP esta cuestión. El intermediario al que le vendemos es una subsidiaria nuestra, luego consolidamos los resultados y pagamos impuestos en Argentina”, argumentaron en una de las grandes involucradas, tratando de minimizar las sospechas.

Anuncios

~ por Lord Wigan en agosto 6, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: