James Joyce

UNA FLOR DADA A MI HIJA
Frágil la blanca rosa y frágiles
sus manos que dieron
el alma de quien está mustia y pálida
como la empañada ola del tiempo.

Frágil como la rosa y hermosa – aún más frágil,
una admiración violenta
en gentiles ojos tú velaste
hija mía veteada de azul.
Anuncios

~ por Lord Wigan en julio 25, 2008.

Una respuesta to “James Joyce”

  1. Mi emoción solo llevan a los aplausos.
    Simplemente brillante.
    Gracias Lord.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: