¿Google paraliza?

Esta reveladora nota fue publicada en el blog Variaciones Encontradas, de la revista Ñ.

Con Google en mente

 La centenaria revista cultural norteamericana The Atlantic acaba de publicar un interesante artículo bajo el explosivo título “¿Está Google volviéndonos estúpidos?”.

 El autor del texto, Nicholas Carr, señala: “Durante los últimos años he tenido la incómoda sensación de que alguien, o algo, había estado jugando con mi cerebro, remapeando el circuito neuronal, reprogramando la memoria. Mi mente no está desapareciendo, pero está cambiando. Ya no pienso en el modo en que solía hacerlo. Lo siento más fuertemente cuando leo. Inmergirse en un libro o en un largo artículo solía ser fácil. Mi mente era capturada por la narrativa o por los giros argumentales, y pasaba largas horas paseando a través de largos trechos de prosa. Eso ocurre muy pocas veces ahora. Mi concentración a menudo comienza a derivar luego de dos o tres páginas. La lectura profunda que realizaba naturalmente se ha convertido en un inconveniente”.

De este planteo surge la constatación de que el uso de internet afecta (negativamente, según se desprende del tono del artículo) nuestro aparato perceptual y cognoscitivo: nuestra mente estaría siendo forzada a procesar cualquier tipo de información de acuerdo a la fórmula impuesta por la web, destruyendo la capacidad de concentración y contemplación. No sólo cambia nuestro modo de leer, sino nuestro modo de pensar. “Lo que Taylor hizo por el trabajo manual, Google lo está haciendo por el trabajo mental”.

¿Y por qué Google en particular y no la www en su totalidad? La empresa con sede californiana sería el ejemplo por excelencia de esta situación ya que su modelo de negocios (imperante en toda la web) se basa en la proliferación de la navegación rápida y compleja para recoger una mejor información del usuario y de esa manera programar una publicidad más dirigida.

La red estaría, de este modo, absorbiendo todos los medios de divulgación de la información conocidos y recreándolos a su imagen y semejanza. Los programas de televisión añaden textos móviles y avisos en pop-ups; las revistas y diarios acortan la longitud de sus artículos y adaptan la arquitectura de la información al nuevo modelo.

Lo que me parece más interesante del texto es el señalamiento, sostenido desde el ámbito de las neurociencias, de que este es un cambio que no sólo se produce a nivel metafórico o externo, sino que, al contrario, esta adaptación ocurre también al nivel biológico: impulsado por una realidad cambiante, nuestro cerebro ya funciona hoy de una manera diferente a la que lo hacía en épocas anteriores.

Anuncios

~ por Lord Wigan en julio 22, 2008.

Una respuesta to “¿Google paraliza?”

  1. …lindisimo cierre de nota. Y… Si te parece que te estan llevando por la nariz. Es porque solo sabes leer… te falta… atender y… entender. Cosechar mas de lo mismo… es haber sembrado mas de los mismo !!! No se le pide peras al horno… al olmo tampoco !!! Tampoco se culpa a terceros del… fracaso propio !!! Tome… Fume… Yo… ni lo uno ni lo otro. ah !!! OK… Usa tu yo… aunque te equivoques… Lee y… entende !!!
    PP… nuevamente… bienvenido… Johnny

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: